Jerome Powell amarra segundo mandato al frente de la Fed

<![CDATA[

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, obtuvo el jueves suficiente respaldo en el Senado de Estados Unidos para asegurar su confirmación para un segundo mandato al frente del banco central.

La confirmación se da en momentos en que las autoridades monetarias enfrentan la inflación más alta en una generación y lo que pueden ser los aumentos de tasas de interés más rápidos desde inicios de la década de 1980. Con la votación en el Senado aún en curso, Powell obtuvo el respaldo bipartidista para otro mandato de cuatro años como jefe de la Fed, con u nrecuento a su favor que supera los 51 votos que necesitaba. Este miércoles se informó que el aumento de los precios al consumidor de Estados Unidos se desaceleró bruscamente en abril, ya que los precios de la gasolina cayeron desde máximos históricos, lo que sugiere que la inflación podría haber tocado su punto máximo, aunque es posible que siga alta por un tiempo y lleve a la Reserva Federal de mantener su senda de endurecimiento monetario. Pero la desaceleración probablemente sea temporal. Los precios de la gasolina, que representaron la mayor parte del retroceso en la tasa de inflación mensual, están aumentando de nuevo y rondaban los 4.161 dólares por galón a principios de semana, tras caer por debajo de los 4 dólares en abril, según la Administración de Información de Energía (EIA).

Promete golpe a inflación El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo el jueves que la batalla del banco central estadounidense para controlar la inflación «incluirá algo de dolor» a medida que se sienta el impacto de la subida de las tasas de interés, pero que el peor resultado sería que los precios siguieran acelerándose. «Entendemos y apreciamos plenamente lo dolorosa que es la inflación», dijo Powell en una entrevista con el programa de radio nacional Marketplace, repitiendo su expectativa de que la Fed subirá las tasas de interés medio punto porcentual en cada una de sus dos próximas reuniones de política monetaria. Al mismo tiempo, prometió que si los datos resultan ser contrarios a lo que se espera «estamos preparados para hacer más». «Nada en la economía funciona, la economía no funciona para nadie sin estabilidad de precios», dijo Powell. «Pasamos por períodos en nuestra historia en los que la inflación era bastante alta (…). El proceso de bajar la inflación a 2% también incluirá algo de dolor, pero en última instancia, lo más doloroso sería que no lográramos afrontarlo y que la inflación se afianzara en niveles altos». Aunque ni la inflación ni los costos de los préstamos se acercan a los niveles de la era Volcker, la rápida subida del costo de los alimentos, la gasolina, la vivienda y otros productos básicos se ha convertido en un tema políticamente explosivo para el Gobierno del presidente Joe Biden. En abril, los precios al consumidor fueron 8.3% más altos que hace un año. «Hacer frente a la inflación es mi principal prioridad nacional», dijo Biden tras la confirmación de Powell por el Senado. La Fed «aportará la habilidad y los conocimientos necesarios en este momento crítico para nuestra economía y las familias de todo el país». Powell, que abrió una conferencia de prensa tras la reunión de política monetaria de la semana pasada diciendo que quería «restaurar la estabilidad de los precios para las familias estadounidenses», usó la entrevista radiofónica del jueves para llegar con ese mensaje a un público más amplio.

]]> Fuente: CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.